El Director de Alabanza

In 1996, Ali Khamenei issued a fatwa about mus...

Image via Wikipedia

En mi tiempo como ministro del Señor he tenido la oportunidad de tomar parte de varias responsabilidades en el culto que celebramos al Señor.  He tomado parte del principio/apertura, la lectura Bíblica, la dirección de la alabanza, el sermón, y la bendición apostólica/oración final.

En este artículo quisiera meditar un poco en la responsabilidad del director de alabanza.  Creo que es una responsabilidad que merece nuestra atención.

¿Acaso hay fundamento Bíblico para tener un director de alabanza?  ¡Si y no!  Me encantan estas respuestas que se contradicen a si mismas.

Digo que no hay fundamento Bíblico para tener un director de alabanza porque el termino en si no aparece en la Biblia.  Es mas, en la narrativa de los cultos públicos que encontramos en el libro de los Hechos no vemos representada esta responsabilidad.

Pero, esto no quiere decir que podemos descartar el trabajo del director de alabanza.  En el Antiguo Testamento sabemos que el canto y la música instrumental había sido delegada a la tribu de Levi.  Pero, no eran todos los levitas que ejercían estos cargos sino los hijos de Coré y Asaf.  

Por lo tanto podemos entender que dentro de la alabanza a Dios es correcto tener un grupo de personas que tienen habilidad musical para dirigir al pueblo de Dios en alabanza.

Algunas observaciones acerca del director de alabanza:

  1. El director de alabanza debe tener preparación teológica/Bíblica.  Es de suma importancia que el director de alabanza conozca la Biblia, conozca las verdades fundamentales de la fe Cristiana.  De otra manera no tendrá la capacidad y madurez espiritual para dirigir al pueblo de Dios en alabanza a Dios.  Algunos directores eligen sus cantos en base a los cantos mas populares/recientes, otros en base a los gustos musicales de la congregación, otros en base a sus propios gustos – esto es totalmente equivoco.  El director de alabanza debe principalmente evaluar su dirección a la luz de las Sagradas Escrituras.  El está allí para que el pueblo sea dirigido a entonar alabanzas que magnifiquen el nombre de Dios en una forma Bíblica.
  2. El director de alabanza debe entender que su trabajo es ser siervo de los demás.  El director de alabanza tiene la responsabilidad de familiar la alabanza del pueblo de Dios.  Su voz, su dirección, su expresión, su ejemplo ayudará a que el pueblo de Dios entre en ese momento de alabanza a Dios.  No está allí para ser oído por los demás, no está allí para presumir sus habilidades vocales.  Esta allí principalmente para que el pueblo de Dios pueda dirigir su canto al Señor.
  3. El director de alabanza debe tener habilidades musicales.  No es necesario que tenga una voz profesional, una voz artística.  Es mas, en ocasiones estas clases de voces lejos de ayudar más bien son un impedimento a que fluya la alabanza del pueblo de Dios.  Pero, si debe conocer de tiempos, de tonos, etc…  Esto ayudara a que los músicos puedan con mayor facilidad ministrar con su instrumento.  
  4. El director de alabanza debe guardar su corazón del orgullo y vanidad.  Simple y sencillamente el director de alabanza tiene dos opciones – o va a servir a Dios con humildad y rendir sus dones a los pies de Jesús o va a dar recitales de canto. 

 

Marcos Witt - In Concert

Image by MoralesDirect via Flickr

De cierta forma creo que los “ministerios de alabanza” actuales han contribuido a la distorsión de lo que es el verdadero papel del director de alabanza en la iglesia.  No creo que la intención de Dios para los hijos de Coré y Asaf era hacer unos Luis Migueles, Julio Iglesias, etc…pero cantando música con letra “cristiana”.  La voluntad de Dios era y sigue siendo que los hijos directores de alabanza sigan siendo siervos del pueblo.  ¡Que el pueblo los ame por cuanto les han ayudado/apoyado para que ellos expresaran ese cántico nuevo que hay en su corazón al único y verdadero Dios!

Damos gracias a Dios por los directores de alabanza que estará levantando en nuestras congregaciones – y oramos que sean hijos de Coré y Asaf – ministros/siervos del pueblo de Dios desarrollando el don que Dios ha depositado en sus manos.

…en esta semana trataremos de comentar sobre el Predicador y sobre el Diaconado

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s