La Lectura Bíblica en el Culto

¿En cuantas de nuestras congregaciones se da lugar a la lectura de una porción de las Escrituras?

 

Creo que en nuestras iglesias ICAP mantenemos esta práctica de dar un espacio para la lectura de la Palabra de Dios.

En nuestra era moderna podríamos decir que ICAP esta entre los pocos concilios que aun preservan esta practica.  Muchos ven este tiempo como algo irrelevante o algo que solamente se hacer para ocupar tiempo en el servicio.

El pueblo de Dios ha creído que la Biblia es la misma Palabra de Dios, inspirada por el Espíritu Santo (2 Tim. 3:16).  Por lo tanto debemos hacer todo lo posible para que nuestros servicios estén saturados de la Palabra de Dios. 

En varias ocasiones he dicho a la congregación que el momento de la Lectura Bíblica en el culto es la única participación donde podríamos calificar como perfecta/inerrante/e infalible – porque estamos leyendo la Escritura tal como Dios nos la ha dado.

Algunas recomendaciones para tener en mente en cuanto a la Lectura Bíblica en el culto a Dios:

  1. La persona que va a dar la lectura debe seleccionarla con tiempo, leerla repetidamente, y entenderla.  En muchas ocasiones la lectura se asigna al principio del culto y es posible que la persona asignada no tenga idea de lo que va a leer.  Por lo tanto se apura en buscar alguna porción “bonita” o “interesante”.  Pero resulta que por no haberse preparado con tiempo tiende a tropezar sobre ciertas palabras.  En otros casos no lee con el énfasis y tono emocional apropiado.Pero, si avisamos anticipadamente la persona tiene la oportunidad de leerla cuidadosamente, notar el énfasis y permitir que la Palabra de Dios penetre su alma para que así su ministracion sea con mayor eficacia en la vida de la congregación.
  2. El momento de la Lectura Bíblica debe ocupar un lugar central en el culto.  En ocasiones me ha tocado dar la lectura Bíblica al principio del culto – casi inmediatamente después de la oración de apertura.  Es un poco raro dar esta participación inmediatamente comenzando el servicio.  Esperamos que no sea con el motivo de que la Lectura Bíblica no vaya a “interrumpir” el momento de alabanza y adoración.  No olvidemos que la Palabra de Dios siempre tendrá prioridad sobre todo lo demás.
  3. Seria bueno recuperar la tradición de lectio continua de la Iglesia del pasado.  Lectiio continua es la práctica de leer la Biblia en secuencia.  Es decir, podríamos dedicar un año para leer el libro de los Hechos.  O podríamos tomar 4 Domingos para leer el Sermón del Monte.  O podríamos tomar 2 meses para leer el Salmo 119 en su totalidad.  así podríamos exponer a la congregación a porciones extensas de la Biblia.
  4.  podríamos introducir la Lectura Bíblica con unos 30 segundos de comentario breve.  Esto ayudara a la congregación a captar con mayor facilidad el mensaje central de lo que estamos a punto de leer.

 

Estas son algunas observaciones que podrían enriquecer esta participación tan importante en nuestros cultos al Señor.

A Sefer Torah, the traditional form of the Heb...
Image via Wikipedia

 “Entretanto que llego, ocúpate en la lectura de las Escrituras, la exhortación y la enseñanza” (1 Tim. 4:13 LBLA).

About these ads
La Lectura Bíblica en el Culto

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s