“Honra a tu padre y a tu madre”

“Honra a tu padre y a tu madre”

Entre los diez mandamientos encontramos el siguiente – “Honra a tu padre y a tu madre, para que disfrutes de una larga vida en la tierra que te da el Señor tu Dios” (Éxodo 20:12). Este mandamiento vuelve a repetirse en el Nuevo Testamento en Mateo 15:4, 19:19; Marcos 7:10, 10:19; Lucas 18:20 y Efesios 6:2.

Algunos pensarían que esto tiene que ver principalmente con la honra y respeto que los hijos de casa deben mostrar a sus padres. Pensamos en niños de 0-18 años que aun viven en el hogar. Creemos que este mandamiento se limita a que los hijos deben obedecer y respetar a sus padres. ¡Pero, considero que este mandamiento dice mucho más!

En primer lugar, es importante recordar que este mandamiento fue dado a toda la casa de Israel. Entre ellos había niños, jóvenes, adultos, y ancianos. Algo tenían en común. Aunque no todos eran padres es correcto pensar que todos eran hijos de alguien. Aun los adultos y ancianos tenían padres. Así que la aplicación de este mandamiento no se limita solo a los niños o jóvenes que aun Vivian dentro del hogar.

En segundo lugar, creo que nuestra cultura de independencia norteamericana nos invita a violar este mandamiento. Nuestra cultura dice que cada uno debe valerse por si mismo. Cada quien debe cuidar sus propios intereses. Pero, esto es completamente ajeno al testimonio Bíblico. Dios dio normas a Israel que aseguraban el cuidado y la manutención de aquellos que no podían valerse por si mismo. En la Biblia vemos como los huérfanos, las viudas, y forasteros podían entrar a los campos de Israel y tomar el grano que cayera en el piso. También en el Nuevo Testamento vemos como el Apóstol Pablo da órdenes para el cuidado de las viudas calificadas para recibir ayuda de la iglesia local.

Bueno, en el caso de este mandamiento creo que el Apóstol nos invita no solo a mostrar respeto y reverencia a nuestros padres. No habla solo de ser educados con ellos sino en asegurar y bendecir sus vidas económicamente/financieramente.

Cuando yo he formado mi propio hogar es correcto preocuparme por las necesidades económicas de mi hogar. El mismo Apóstol Pablo escribe lo siguiente – “El que no provee para los suyos, y sobre todo para los de su propia casa, ha negado la fe y es peor que un incrédulo” (1 Timoteo 5:8).

Pero, esto no significa que es libre de su responsabilidad por preocuparse del bienestar de sus padres. Muchos dirán – pero mi padre no es un creyente, mi padre me maltrato de joven, mi padre es fuerte y puede trabajar, mi padre nunca me habla, mi madre me critica, etc… ¿Acaso creemos que estas excusas nos justificarán delante de Dios?

¿Cuando la Biblia dice “Honra a tu padre y a tu madre” acaso nos dio Dios excepciones a la regla? Acaso dijo Dios – “Honra a tu padre y a tu madre siempre y cuando cumplan estos requisitos.

Si ellos han sido negligentes, si ellos no buscan a Dios, si ellos no honran a Dios, si ellos no quieren esforzarse en trabajar, etc…ellos darán cuentas a Dios pero nosotros por nuestra parte seremos bendecidos por Dios.

Antes de entregar tu ofrenda o diezmo al alfolí pensando que has cumplido con Dios piensa muy bien en las Palabras del Señor Jesucristo – “¡Qué buena manera tienen ustedes de dejar a un lado los mandamientos de Dios para mantener sus propias tradiciones! Por ejemplo, Moisés dijo: “Honra a tu padre y a tu madre”, y: “El que maldiga a su padre o a su madre será condenado a muerte”. Ustedes, en cambio, enseñan que un hijo puede decirle a su padre o a su madre: “Cualquier ayuda que pudiera haberte dado es corbán” (es decir, ofrenda dedicada a Dios). En ese caso, el tal hijo ya no está obligado a hacer nada por su padre ni por su madre. Así, por la tradición que se transmiten entre ustedes, anulan la palabra de Dios. Y hacen muchas cosas parecidas” (Marcos 7:9-13).

Estos se sentían justificados porque ofrendaban y diezmaban pero Dios rechazaba su ofrenda sabiendo que lo hacían sin importarles este gran mandamiento.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s